octubre 14, 2020 2 Comentarios

Una ola de cafeína fría para apaciguar el calor: el cold brew.

Con la llegada del calor no queremos dejar de tomar café, pero ¿Qué alternativa tenemos que nos despierte y nos refresque a la vez? El café frío no es algo nuevo, en las cafeterías hay una amplia gama de café frío, café con helado, frappuccino, cold brew, etc. El cold brew es un café muy popular en las tiendas de café de especialidad, ya que tiene unas características que hacen muy atractivo su consumo, aquí te las contamos.

Vaso de cold brew

 

Origen

El origen del cold brew o café macerado no tiene una fecha específica ni un lugar. Se conoce que los comerciantes europeos en los años 1600, cargaban café tostado en grano, en barriles llenos de agua, ya que la preparación caliente suponía un riesgo de incendio, durante los largos trayectos en dirección a Asia. Actualmente, la tecnología y el mejor conocimiento de la composición del café, del agua y de los factores que influyen en las preparaciones: molienda, temperatura, tiempo, etc., ha permitido alcanzar una bebida que resalta los atributos del café y permite tener una gran experiencia sensorial.

Esto que suena tan sofisticado y gourmet es muy sencillo de hacer en casa. Eso sí, es necesario tener paciencia, no lo tendrás de un momento al otro, tendrás que esperar alrededor de un día para poder disfrutar, pero esa espera valdrá cada gota.

¿Cuáles son las ventajas del cold brew?

Esta maceración preserva de excelente manera las cualidades organolépticas del café como su aroma, su sabor, su textura y su color. También, al ser una extracción prolongada, el café que se obtiene es de baja acidez, alto dulzor. En términos generales, es un café ligero, con sabores dulces delicados y textura cremosa.

Las cafeterías de especialidad las comercializan en botellas de vidrio, lo que vuelve fácil de transportar. Esto es algo que se puede replicar en casa.

Por último, pero no menos importante, el cold brew es el café con mayor concentración de cafeína. Esto es importante saber ya que, si eres sensible a la cafeína, preferirás tomar este café durante el día para tener el impulso energético que necesitas para tu jornada.

¿Qué tipo de molienda se ocupa en el cold brew?

Lo usual es que se utilice una molienda gruesa, ya que el tiempo de extracción será prolongado y se busca potenciar el dulzor del café. Se recomienda una molienda que al tacto se sientan como piedritas. Sin embargo, cada receta varía. Una molienda más gruesa necesitará mayor tiempo de extracción que una molienda más fina. Hacerlo en casa es muy experimental y para lograr el punto de equilibrio que buscamos, es necesario probar y probar. 

 

Café molido

 

¿En qué consiste la maceración en frío?

El proceso consiste en colocar el café molido grueso en una botella de vidrio previamente esterilizada. Todo dependerá de la capacidad que tenga la botella. En una botella de 500 mL se recomienda ocupar 40 g de café molido (es decir, alrededor de 4 cucharadas grandes) y 500 mL de agua filtrada y al clima (es decir, 2 tazas convencionales). Se tapa la botella y deja a macerar en el refrigerador. Este método requiere de tiempo y paciencia, ya que no debe filtrarse sino después de 24 horas o incluso más.

Las reglas básicas que hay que considerar son las siguientes:

  1. Mientras mayor sea el tamaño de la molienda, más tiempo tomará en lograr un café equilibrado (pueden ser más de 24 horas).
  2. Mientras más fría es el agua, más tiempo le tomará solubilizar la cafeína.
  3. Mientras mayor cantidad de café con relación al agua, más concentrado será el sabor.
  4. Mientras más turbulencia se le dé (agitar la botella) más rápida será la extracción. Se recomienda agitar una o dos veces no más.
  5. Es importante tener en cuenta el tiempo de extracción, ya que incide directamente en el sabor de tu bebida. Es relevante considerarlo cuando trabajes con un café que tenga un alto nivel de tueste. Entre 8 y 16 horas obtendrás un residual ligero, jugoso y menos sensación de amargor. Y si tiene un tueste mas claro,  entre 16 y 30 horas se obtiene un sabor más complejo, dulce y rico al pasar cada hora.

 Transcurrido el tiempo, se debe filtrar el café, ocupando filtros de V60 o algún otro disponible. Obtendrás una bebida refrescante y con el contenido necesario de cafeína para que tu día sea productivo. Si deseas puedes agregar hielo adicional a tu preparación para disfrutarla bien helada.

 Pero esto no termina ahí. Ahora puedes dar rienda suelta a tu barista (o barman) interno y agregar sabores para romper la rutina. La canela es un básico que no falla con el café, puedes colocar una ramita de canela en tu bebida ya preparada o incluir la canela en polvo durante la preparación (media cucharadita es suficiente). Otras posibilidades son: cardamomo, pimienta, menta, nibs de cacao.

 

Cold brew

Café Cold Brew 👌

Nuestras variedades de Nicaragua: Natural y Honey son nuestras preferidas para este método, pero puedes probar también con un café orgánico y biodinámico de Perú (Chacra d’Dago), un Burundi del corazón de África o un Inga Aponte de Colombia.

 

Sigamos disfrutando del mundo del café, escoge tu formato preferido, cápsulas o grano y descubre tu nuevo origen.


2 Respuestas

WUEvscgjmMQhrBK
WUEvscgjmMQhrBK

noviembre 10, 2020

rUbufOJve

QoiGySLuE
QoiGySLuE

noviembre 10, 2020

dBpTEjkZtSO

Dejar un comentario