Despachos 100% confiables a todo Chile 🚚 Sobre 35.000 gratis en todo santiago ( no valido para promociones)

0

Tu carrito está vacío

diciembre 18, 2018 1 Comentario

¿Un café para refrescar el verano?

Tomar un café frío para muchos puede resultar inconcebible, otros seguramente lo asocian con un frappucino. Esta vez Señor K te cuenta sobre los métodos de extracción en frío que te ayudarán a mantenerte fresco y con energía en este verano.

Ya conoces que existen varios métodos para extraer los aromas y sabores de café de especialidad a tu gusto y medida. La extracción sin duda es un arte pues resulta de equilibrar varios factores que pueden modificar el resultado final en taza, las principales variantes son: el grosor de la molienda, el tipo de filtro que se usa, el tiempo y la temperatura del agua. Es en esta última que queremos enfocarnos hoy.

El café macerado en frío no es una novedad. Si bien su origen no tiene un autor y una fecha específica, se conoce que por los años 1600 los comerciantes europeos cargaban café en grano en barriles con agua en sus barcos en los trayectos hacia Asia y los tripulantes lo iban calentando a medida que así lo requerían. Esto explica también que el café frío sea uno de los predilectos en países como Japón. En la actualidad, el proceso ha ido mejorando con técnicas y herramientas para cada gusto. Luego de explicarte brevemente en qué consisten estas técnicas, te dejaremos nuestras recetas Señor K para que desde tu casa puedas despertar nuevas sensaciones en tu paladar.

Cold brew

El proceso consiste mantener el café molido, en una botella de vidrio previamente esterilizada, con agua fría por largos periodos de tiempo (alrededor de 24 horas o más), y posteriormente filtrado.  Si bien este método requiere de tiempo y paciencia, la ventaja es que esta maceración preserva de mejor manera las cualidades organolépticas del café como el aroma, el sabor, la textura y el color.  El cold brew permite obtener un café con dulzor muy agradable y baja acidez.

Los factores que debes tomar en cuenta en la preparación son principalmente la molienda, la temperatura y el tiempo. Las reglas básicas son que mientras mayor sea el tamaño de la molienda, más tiempo tomará en lograr un café equilibrado; por otro lado, mientras más fría es el agua, más tiempo le tomará solubilizar la cafeína, y por último, mientras mayor cantidad de café con relación al agua, más concentrado será el sabor.

Pero prepárate: el cold brew, por el hecho de tener al café mayor tiempo en contacto con el agua, contiene más nivel de cafeína, así que esta bebida le dará un impulso energético y refrescará a tu día.

Café helado.

Una alternativa para tomar un café frío sin tener que esperar la maceración por más de 24 horas es más fácil de lo que te imaginas. Solamente preparas un café de la forma usual usando métodos por goteo como V60, Chemex o Kalita, es decir utilizando agua caliente, pero con un detalle que permite contrastar: se ponen hielos en la jarra donde el café caerá filtrado para obtener una bebida fría y lista para refrescarte mientras deleitas tus sentidos.

Esta bebida abre un gran espectro para baristas, bartenders y amantes de la gastronomía en la exploración de recetas propias, maceraciones creativas y maridajes que potencien los sabores de los alimentos.

El bonus track de este artículo son las recetas Señor K que te recomendamos a continuación:

Inga tonic

No es gin tonic ni vodka tonic, ¡es Inga tonic! Usando un espresso preparado con nuestras cápsulas biodegradables de Inga Aponte, le dará un toque floreciente y dulce a este refresco.

Ingredientes:

  • Un espresso simple o doble Inga Aponte.
  • Vaso lleno de hielo
  • 100 ml de agua tónica
  • Una porción de naranja

Ideal para una mañana de sol, la efervescencia del agua tónica con las notas a flores del Inga Aponte sumado al toque de acidez de la naranja, serán un gran combinación para combatir el calor.

Sweet K

Una dulce tentación hecha café. Con esta receta sorprenderás a tus invitados ya que puede ser un aperitivo o un postre.

Ingredientes:

  • Un espresso simple o doble Laderas del Tapias
  • Un vaso lleno de hielos
  • 1 cucharada de miel de abeja
  • ¼ de taza de leche de almendras
  • ¼ de cucharadita de esencia de vainilla

Tan sencillo como preparar tu espresso con nuestras cápsulas biodegradables Laderas del Tapias, mezclar el café con todos los ingredientes en una licuadora y servirlo. ¡Los sorprenderás!

Señor Affogato

Este no es precisamente un café frío, esto es café caliente con helado. Un helado de vainilla con un café que tenga notas acarameladas es una combinación irresistible.

Ingredientes:

  • Un espresso Kenya
  • Dos bolas de helado de vainilla

Prepara un espresso con nuestras cápsulas biodegradables variedad Kenya, un café acaramelado, con notas a malta tostada que harán un gran contraste al bañar las bolas de helado previamente servidas sobre un plato bajo.

Cacao Pangoa brew

Para esta receta necesitarás paciencia y una V60 pero amarás el resultado. Toma nota.

Ingredientes:

  • 5 oz de cold brew de Pangoa.
  • 5 oz de nibs de cacao ecuatoriano.
  • 32 oz de agua fría.

Necesitarás de 24 horas de reposo del café con molienda gruesa y los nibs de cacao en agua fría para obtener una esta bebida en su mejor expresión. Pon a refrigerar durante ese tiempo y filtra usando una V60.

Dato adicional: si eres amante de los lattes, agrega al final un chorrito de leche de almendras.

El cold brew mantiene la calidad y potencia las características energéticas del café a la vez que amplía el espectro de su presentación en taza. Por su efecto refrescante, ya que las papilas gustativas están más estimuladas ante el frío, a este café se lo puede maridar con otros alimentos como bocaditos o postres.

¿Listo para sobrevivir el verano?

¿Quieres más recetas?

¡Escríbenos!


1 Respuesta

rodolfo
rodolfo

diciembre 21, 2018

Buena articulo, podrían explicar detalladamente como realizar un cold brew con sus variedades, seria muy entretenido

Dejar un comentario

Suscríbete