Finca El Limón más allá del café: ¿Quién es Lisbeth Espinoza?

En mayo de este año nos visitó en Chile Lisbeth Espinoza, hija de Jorge Nery Espinoza, caficultor de la finca El Limón de Honduras. Lisbeth está realizando sus prácticas profesionales en Señor K, aquí te contamos más de ella, en sus propias palabras. 

"Me conocen como Lis, una hondureña (catracha) apasionada por el café y el marketing.  Actualmente, estoy por culminar mi carrera de Mercadotecnia y Negocios Internacionales, una combinación perfecta con mi afición por el mundo del café que inició desde muy pequeña."

Cuéntanos de tu afición, ¿cuál es tu relación con el café? 

A mis 9 años de edad descubrí mi amor por el café tras recorrer los cafetales junto a mi padre, escucharle hablar sobre el café con tanta pasión, y verle trabajar con tanto amor junto a los que están detrás de todo ese eslabón.

Cafeto de la finca El LimónCafeto en finca El Limón.

Recuerdo mi felicidad al saber que llegaba la temporada de café tan esperada en el año, esos momentos compartidos  junto a los recolectores, la hora de medir que era el momento esperado donde podía ver la satisfacción de cada uno de ellos al ver si lograban sus metas, hasta que un día le dije a mi papá que yo quería recolectar también junto a ellos…. Hice mi mejor esfuerzo pero fue muy complicado cosechar con la misma agilidad que ellos.

Lisbeth Espinoza recolectando café.
Lisbeth Espinoza cosechando café.

Pudiste vivir en carne propia el enorme esfuerzo del campo, ¿qué ocurrió después, cómo seguiste involucrándote?

A mis 14 años, un día lleve mi pequeña cámara a la finca y empecé a fotografiar. Descubrí un gusto particular por la fotografía de la naturaleza dentro de los cafetales, pero no tenía idea de qué hacer con esas fotografías, solamente las archivaba.

Años después, cuando tuve la oportunidad de elegir mi carrera profesional, claramente pensé que mi carrera debía ir de la mano de lo que me gusta y cómo me veo laborando en ella. Por ello, vi el Mercadeo y Negocios internacionales como una gran oportunidad para llevar a cabo las ideas que tenía para la venta del café de mi papá y necesitaba herramientas que sacará él mejor provecho de ello.

Mientras estudiaba la carrera yo pensaba, ¿cómo puedo aplicar esto a nuestro legado familiar? Al mismo tiempo aproveché para tomar talleres y cursos de granulometría, barismo, catación y tueste que me permitieran adquirir nuevos conocimientos en este rubro.

¿Cuál es tu labor en Finca El Limón? ¿Cómo es la relación con tu padre?

Mi labor en Finca el Limón consiste en sacar el máximo provecho a las redes sociales usando mis habilidades en la fotografía, cómo community manager de Finca el Limón y de la marca de café Montaña Verde que distribuimos en Honduras. Por efectos de la pandemia, mis clases fueron virtuales y pude compartir más tiempo junto a mi padre, reviviendo esos momentos dentro de los cafetales… Ahora con más conocimientos, puedo aportar en la toma de decisiones.

¿En la finca El Limón conocen todos los destinos hacia donde llega su café?

Me involucré más de cerca con cada proceso que se prepara en nuestros cafetales y, en medio de eso, tuve la oportunidad de conocer y conectar con nuestros compradores que en ocasiones han visitado nuestros cafetales desde el extranjero. Esto nos permite conocer lo que buscan nuestros compradores y cumplir en conjunto la misión de Finca el Limón, pero es la primera vez que vengo a un destino donde nuestro café se comercializa. 

Cultivo de café en finca El Limón
Campo de cultivo de café.

¿Por qué decidiste venir a Chile a hacer tu pasantía? 

Para culminar mi carrera universitaria debía de realizar mi pasantía y tenía la opción de escoger la empresa, y claro quería seguir ampliando mis conocimientos en el rubro del café y fui en busca de una empresa en esta cadena.  Un día recibimos la visita de Rodrigo Jaeger, gerente de Señor K, en nuestros cafetales y le mencioné sobre la pasantía que estaba por realizar y mi interés en una empresa que compartiera el rubro del café, el muy dispuesto propuso realizarla en Café Señor K y pocos meses después me encuentro en el mismo destino de los cafés que provienen desde la Finca que recorría de pequeña.

Jorge Espinoza de finca El Limón junto a Rodrigo Jaeger de Señor K.
Jorge Espinoza de finca El Limón junto a Rodrigo Jaeger de Señor K

¿Cómo ha sido su relación con Señor K?

Gracias a las relaciones que Señor K cultiva con los productores, por medio de la visita directa a nuestros cafetales, pude conocer más de ellos, conocer su enfoque de responsabilidad ambiental y su compromiso con el productor y desde el primer momento me permitió compartir ideas que han ido de la mano de mi visión y la de ellos.  Y gracias a esta relación se da la oportunidad de aprender de ellos, como empresa compradora de café en el extranjero, con un enfoque de innovación, sustentabilidad y calidad. 

¿Te gustó Chile? En tu arribo al país, ¿qué fue lo que más te llamó la atención?

Desde que llegué a Chile el frío me tomó por sorpresa, el tomar café caliente se volvió aún más indispensable para mí. Chile tiene una geografía increíble, tuve la oportunidad de visitar las playas y la cordillera, un contraste muy distinto a las playas y montañas de Honduras. En cada lugar pude probar deliciosas comidas: desde mariscos hasta cordero. Pero algo muy especial fue la amabilidad en Señor K de las personas que me recibieron.  

¿Cómo ha sido tu experiencia en Señor K?

Si bien mi práctica se enfocó en el área comercial, parte de la inducción en la empresa fue rotar por todas las áreas, tuve la oportunidad de tostar, hacer cápsulas y drips, preparar pedidos. Pude conocer la planta de compostaje de De Raíz y Sr. Compost, y aprender del manejo sustentable del café más allá de lo que nosotros realizamos en la finca. 

Visita a la planta de compostaje de De Raíz y Sr. Compost.
De visita en la planta de compostaje de De Raíz y Sr. Compost

La orientación de la marca y del trabajo fue una fuente de inspiración para mí para proponer el desarrollo de proyectos de impactos social, tuve buena recepción de mis ideas en la empresa. 

Me encantó ingresar a la planta de producción de Señor K y encontrarme con un equipo joven y motivado. Aprender de sus estrategias de organización, innovación, creatividad y la manera armoniosa que cómo equipo que realizan cada labor.

¿Cuál crees que es el principal beneficio de tener esta relación de finca con los compradores?

Que Señor K haya podido visitar y acompañarnos en la finca El Limón y que nosotros conozcamos a Señor K, nos ha permitido cultivar una relación de apoyo mutuo y de compartir proyectos sostenibles.  Ha sido importante para mí, conocer más de la forma en que se consume café en Chile, de las buenas prácticas que tienen en la empresa y los puntos de apoyo con nosotros.

Muy pronto se llevarán a cabo proyectos sociales muy interesantes de la mano de Café Señor K y finca El Limón. 

¿Cómo crees que tu labor en la mercadotecnia puede ayudar a la cultura del café?

En lo personal la mercadotecnia es la herramienta que impulsa al máximo provecho el esfuerzo de cada productor a nivel internacional por medio de la formulación de  estrategias innovadoras y las relaciones redituables que se crean con cada comprador.

La mercadotecnia permitirá posicionar el café de cada productor internacionalmente y hacer de esta cadena sostenible, tanto social, económica y ambiental. 

¿Cómo te ves en 10 años más, ligada al mundo del café?

Aprovechando al máximo cada recurso que esté a mi alcance para poder capacitarme y adquirir nuevos conocimientos de este amplio mundo del café y cómo lograr que esto sea sustentable para todo el eslabón, productores y el medio ambiente. Hay una frase que siempre resuena en mi cabeza y es que todo lo puedo en Cristo que me fortalece, ya que todas mis ideas, sueños y metas las puedo lograr con dedicación y perseverancia. 

En 10 años mi visión va encaminada a la formación de una cooperativa cuya misión sea el apoyo y empoderamiento de los pequeños productores, para que sus cafés puedan llegar a cada rincón del mundo, aportando herramientas para el logro de ello, y el desarrollo sostenible de sus cafés y comunidades. Junto a ello la creación de una cafetería local donde se puedan disfrutar sus cafés también.