febrero 03, 2020

Por: Nathalie Amores

El café y la leche permiten preparar una gran variedad de opciones que nos ayudan a recargar energías: cortado, macchiato, capuccino, latte, cortado, flat white, etc. Pero antes de entrar en estas recetas queremos entender bien los ingredientes que forman parte de estas preparaciones. El café ya lo hemos abordado en otros posts, así que esta vez nos enfocaremos en la leche.

La leche está compuesta principalmente de agua, proteínas, grasas (a distinto nivel: leche entera, semidescremada, descremada), carbohidratos (lactosa - azúcar), y otros como vitaminas y minerales.

café con leche

Laderas del Tapias en grano con leche 

Los baristas estudian a detalle y a nivel químico, cada uno de estos componentes ya que de su correcto manejo depende el resultado final en taza. Cuando la leche entra en contacto con el calor, suceden reacciones químicas cuyos efectos los explicamos brevemente a continuación.

  • Proteína: es la encargada de formar la microespuma que tomamos en cafés como el capuccino. Mientras más proteína, mejor calidad de espuma tendremos.
  • Grasas: aportan con la cremosidad al café, pero mucha grasa puede desestabilizar la espuma del café que fue elaborado por las proteínas. La grasa también acentúa ciertos sabores y oculta otros.
  • Lactosa: aporta con dulzor. Mientras más lactosa, más dulce será la bebida. Pero aquí ocurre un fenómeno un tanto especial. La leche deslactosada suele ser más dulce (puedes probarlo en casa), esto se debe a que en algunos casos la forma de retirar la lactosa es mediante el uso de una enzima llamada lactasa. Esta enzima deja rastros de glucosa y galactosa, que a la final resultan más dulces.

Ahora que entendemos a breves rasgos en qué aporta cada componente, leeremos con otros ojos la información nutricional de la leche. En resumen, se busca un alto contenido de proteína, contenido bajo de grasa y un nivel promedio de lactosa.

Cuando los baristas discuten respecto de la temperatura ideal de la leche, en realidad buscan que este ingrediente aporte con las mejores cualidades a la taza: cremosidad, dulzor, potenciación de los sabores, entre otros. Y por este motivo, existen marcas de leches se especializan en proveer un producto de estas características para cafeterías.

capuccino

Inga Aponte en cápsulas con leche sin lactosa

Los baristas “texturizan” o “creman” la leche utilizando la lanceta que forma parte de la máquina de espresso, esta lanceta echa vapor de agua caliente, con lo que se revuelve la leche hasta formar microespuma.

Es un reto encontrar el equilibrio, la temperatura, el material de la jarra, el tiempo, etc. para texturizar apropiadamente la leche de tal forma que no se caliente demasiado, no se forme espuma gruesa y que no quede muy líquida la leche. Esto es posible con mucha práctica y dedicación.

Nuestros amigos cafeteros que preparan con cápsulas, también existe la alternativa de cremar la leche utilizando el Aeroccino de Nespresso o similares. ¡Así que manos a la leche!

Con esta introducción, nos sumergiremos en el mundo de los cafés con leche. ¿Sabías que la mayoría de estos se preparan utilizando como base un espresso (o dos)? El espresso lo puedes preparar con el café en grano en una máquina de espresso o con nuestras cápsulas biodegradables y compostables. Te sugerimos revisar este post para recordar algunos tips.

café cortado

Barista Señor K preparando un capuccino

Los italianos se llevan todo el crédito, fueron ellos quienes, según la historia, en un intento por reducir el amargor del café inventaron bastantes de las recetas que generalmente se consumen en el desayuno. Pero, ¿a quién no le gusta que le inviten a un café con leche por la tarde?

 

Estos cafés te ayudarán a romper con la rutina del café y también para suavizar el intenso sabor del espresso.

Cortado: este es una de las preparaciones más populares en los hogares chilenos; por lo tanto, la receta varía dependiendo de quién la prepare. El cortado consiste en un espresso y un chorrito de leche, también algunos agregan una cucharadita de espuma. Te recomendamos hacer la prueba con nuestro Laderas del Tapias.

  • 1oz de espresso con Laderas del Tapias.
  • Un chorrito de leche y una cucharadita de espuma de leche.

 

Macchiato: significa “manchado” en italiano. Haciendo honor a su nombre, este café es la mezcla entre un espresso y leche en la misma cantidad. Con esta preparación, se mantiene la intensidad del espresso y se agrega un poco de cremosidad de la leche. Prueba con el Chacra D’Dago y vive una experiencia orgánica.

  • 1oz de espresso con Chacra D’ Dago
  • 1oz de leche texturizada.

Tip de barista: si quieres cambiar la rutina, prueba agregando al espresso un poco de syrup de caramelo o vainilla.

 

Capuccino: es posiblemente el más conocido en el mundo. Se prepara utilizando un shot de espresso y leche texturizada con vapor. Saca a relucir tu lado artístico dibujando un corazón con la leche sobre el café. Prueba con nuestro café de Etiopía y potencia los sabores africanos.

  • 1 oz de espresso con Etiopía Gudina Biftu.
  • 4 oz de leche cremada.

Tip de barista: puedes agregar un poco de canela en polvo en el espresso y luego la leche, tendrás un contraste muy divertido de color y el sabor será exquisito.

Latte:es el preferido por los amantes de la leche, quienes únicamente quieren agregar un poco de sabor de café. Por ello, la preparación consiste en un shot de espresso y mucha leche.

  • 1 oz de espresso con Samaria
  • 6 oz de leche cremada.

latte señor k

Latte Señor K en cápsulas 

Flat White: esta bebida nació en Australia y Nueva Zelanda. Se busca mantener la intensidad del café, por lo tanto, se utilizan 2 shots de espresso o muchas veces ocupan un ristretto (café aún más intenso que el espresso) y leche texturizada con una microespuma muy fina. La diferencia con el capuccino es precisamente el grosor de la espuma y la intensidad del café. Si buscas potenciar estos sabores en casa, te recomendamos las cápsulas de Kera La.

  • 2oz de espresso con Kera La.
  • 4oz de leche cremada.

Cualquiera de las preparaciones puede hacerse con 2oz de espresso para tener un “macchiato doble”, “capuccino doble”, etc., y recibir una dosis adicional de cafeína.

¿Quieres empezar tu día con la mejor actitud? Elije la receta que más te guste y disfruta de un café de origen para gente original.  

Sigamos disfrutando del mundo del café, escoge tu formato capsulas o grano y descubre tu nuevo origen.