febrero 09, 2021 1 Comentario

Café de Honduras

Uno de los secretos mejor guardados del mundo cafetero se halla en las honduras de Centroamérica. En esta estrecha franja de tierra, conocida como América Central, llena de sorpresas por sus playas, volcanes, fauna y su riqueza cultural, se encuentra el quinto país productor de café más importante del mundo en volumen. Con una superficie comparable con la región de Antofagasta, Honduras alberga regiones productoras de café muy prolíficas gracias a su diversidad de microclimas.

Finca de cafe de Honduras
Plantación de café en la finca El Limón - Honduras

La historia de la industria cafetera de Honduras arranca en el siglo XX; se conoce que antes de esto el café se producía a una escala pequeña cuyo destino era el consumo propio. A breves rasgos, a partir de los años 50 el sector caficultor se tecnifica, en los años 60 se organiza a través de la Asociación Hondureña de Productores de Café, y en los 70 da un salto cualitativo con la creación del Instituto Hondureño del Café (IHCAFE), entidad que se dedica a la investigación y el desarrollo técnico de los productores, con reconocimiento internacional. En los años 80 y 90 hubo importantes incentivos en forma de subsidios y de títulos de propiedad para este cultivo.

Como en todo sector agrícola, las plagas son un problema al que se enfrentan los productores. En el caso del café, la roya es la principal plaga que constantemente amenaza los cultivos. Con el afán por prevenir la plaga o contrarrestar sus efectos, el IHCAFE trabaja en conseguir semillas resistentes a esta enfermedad, tal es el caso de la variedad IHCAFE 90, desarrollada en los años 90. Si bien en la actualidad el café tiene una importante participación en las exportaciones y en la economía del país, este sector tuvo dos grandes desafíos en los años 90: el Huracán Mitch en 1998, que arrasó con un 80% de los cultivos y el colapso de los precios internacionales en 1999.

Para conocer más sobre la realidad, historia y el bagaje cafetero de este país, conversamos con Osman Coto y Jorge Nery Espinoza, amigos caficultores de Señor K, quienes nos abrieron las puertas de las fincas donde día a día dedican horas, trabajo y cariño a la producción de este grano: finca El Bosque y finca el Limón, respectivamente.

Cafe de especialidad de honduras
Osman Coto Finca el Bosque

 

Debido a la geografía montañosa del país, las plantaciones de café se desarrollan en alturas entre 800 y 1500 msnm., en entornos boscosos que, como sabemos, favorecen la calidad del café cultivado. Precisamente, es este entorno el que da el nombre a la finca El Bosque, ubicada en la región de Ocotepeque, entre 1470 y 1500 msnm, con un clima que varía de 16 a 29 grados centígrados durante el año. En esta finca se producen dos variedades principalmente: Catimor e IHCAFE 90.

En 2019 tuvimos la oportunidad de viajar a Honduras junto con la ONG Coffee Kids, con quien trabajamos de la mano cooperar en el desarrollo sustentable de las fincas de café. En este viaje conocimos a Osman, el cuerpo y alma de la finca El Bosque.  

Osman nos comenta que la finca El Bosque nace de la iniciativa de aplicar nuevas ideas en los cafetales, así como también prácticas de adaptación al cambio climático, “sembramos cobertura permanente al suelo (brachiaria ruziziensis) evitando así su erosión”.

Cafe de especialidad de honduras
                  Honduras 2019 junto a coffee kids

 

Así como en el caso de Osman, muchas familias de caficultores hondureños, mantienen una tradición de varias generaciones que, con mucho esfuerzo, buscan mejorar las oportunidades y lograr una negociación directa.

Osman nos comparte: “mis padres con mucho esfuerzo iniciaron como productores de café, desde muy pequeño estuve en las fincas y ellos me enseñaron muchos de los conocimientos de los que ahora tengo sobre el café, mi objetivo era que su trabajo sobresaliera así que decidí buscar más conocimientos”. Es así como Osman labra su camino en la catación.

¿Por qué es importante para un caficultor saber catar? La catación es un proceso que requiere el constante entrenamiento del paladar y del olfato para distinguir sabores, aromas, texturas, etc. Esto le permite al caficultor tener un conocimiento profundo de su producto, saber cuáles son sus fortalezas, sus características, incluso sus defectos. Un catador le brinda al caficultor información muy importante para mejorar su producto. Esta fue la motivación que tuvo Osman para convertirse en un catador. Resalta que “cuando tenía los conocimientos básicos empecé a trabajar con cafés especiales haciendo muchas pruebas con diferentes procesos buscando sacar lo mejor de mis cafés”.Pasó de ser un pasatiempo a ser un oficio a tiempo completo: “me ayudó a amar más lo que hacía, me siento muy orgulloso de ser un productor de café y dar a conocer todo lo que con mis padres y mi familia hemos logrado”.

En la misma región de Ocotepeque, entre 1200 y 1350msnm, se encuentra la finca El Limón, cultivada por Jorge Nery Espinoza.

 cerezas de cafe
Cerezas de cafe en finca El Limón Honduras

 

Al igual que Osman, Jorge comparte una inmensa pasión por el cultivo del café. En esta finca se producen 7 variedades de café (Catimor, IHCAFE 90, Lempira, Obata, Pacas, Pacamara, Parainema) y se llevan a cabo procesos: lavado, honey y natural, y en una fase experimental, el honey anaeróbico.

Todo este resultado no sucedió de la noche a la mañana y nos interesamos por conocer más sobre la historia de esta finca. Jorge es parte de una familia de once hermanos quien desde muy joven tuvo que dedicarse a ayudar en el trabajo con la tierra y, paralelamente, continuar con sus estudios. “Cuando tenía dieciséis años, nuestro padre murió y de repente me convertí en responsable del bienestar de toda nuestra familia.”, nos relata. A tan corta edad, Jorge se enfrentó a grandes retos como la caída de los precios a nivel internacional, y a la crisis de la roya.

Con el pasar de los años, tuvieron acceso a crédito para invertir en mejorar las prácticas e implementar el beneficio húmedo, con lo cual el café mejoró su calidad y rendimiento de manera muy considerable. “Tuve lo que uno puede llamar un comienzo difícil en la vida, pero afortunadamente todas esas primeras dificultades también me moldearon en un luchador, alguien que no se rendirá, sin importar lo grandes que sean los obstáculos en mi camino.” Esto simboliza la el esfuerzo, constancia y paciencia que guarda cada grano producido en la finca.

Un elemento clave en la producción del café es la especialización por parte de quienes trabajan en cada proceso. En el caso de la finca El Limón, por ser un legado familiar, cada miembro de la familia que trabaja en ella se ha especializado en su propia área.

La catación en la finca está a cargo de Javier, sobrino de Jorge, quien a sus 19 años está preparándose para alcanzar un certificado de Q-grader. Su objetivo, dice Jorge, “es diversificar aún más nuestra oferta de café de especialidad y trabajar en pareja con los catadores Q de nuestros socios tostadores, para proponer microlotes que se adapten exclusivamente a las necesidades y deseos de cada tostador individual que se asocia con nosotros.

cosecha de cafe
Cosecha de café en Honduras

Con una visión de ganar – ganar, la familia de Jorge ha dado la oportunidad para que agricultores amigos procesen sus granos en las instalaciones de El Limón, convirtiéndose entonces en un multiplicador de conocimiento y de crecimiento para la zona.

Así como estas, hay muchas historias que le dan rostro a cada café. Por ello, encantados con el fruto de este dedicado trabajo y con la riqueza natural de Honduras, hemos incorporado a nuestra familia a los granos de la finca El Bosque, un café lavado que, a través de un tueste medio, hemos resaltado sus exquisitas notas a miel, dulce de panela (chancaca), acidez cítrica y un cuerpo cremoso. También se une el café de El Limón, que destaca por su proceso honey y sus notas a chocolate, naranja y vino. La mejor forma de honrar este gran trabajo es disfrutando del ritual del café y saboreando el fruto de esta exquisita naturaleza.

Sigamos disfrutando del mundo del café, escoge tu formato preferido, cápsulas o grano y descubre tu nuevo origen.


1 Respuesta

rodolfo zuñiga
rodolfo zuñiga

febrero 24, 2021

Gracias por el trabajo que hacen, gran cafe!

Dejar un comentario