junio 05, 2019 1 Comentario

¿Eres de los que prepara un café a media mañana o luego de almuerzo en la oficina? ¿Disfrutas del olor que inunda el café en el lugar donde se prepara? Seguramente has elegido tener una prensa francesa o cafetera de émbolo para prepararlo, ya que es sencilla, portable y accesible, sin mencionar lo decorativa que puede ser.  

Estas cafeteras no son nuevas en el mercado pero no todo el mundo sabe sacarles el máximo provecho. Para que disfrutes de un café de especialidad de gran calidad y saques el barista que llevas dentro, Café Señor K te trae estos consejos para que los pongas en práctica.

 El origen de este dispositivo para prepara café no es muy claro, tanto italianos como franceses se atribuyen su invención; sin embargo, te sorprenderá saber que esta cafetera francesa fue patentada por un italiano, Atillio Calimani, en 1929. Esta máquinilla de fácil uso ganó mucha popularidad en Francia, convirtiéndose en un utensilio indispensable en los hogares galos y es por esto que se lo conoce por este nombre.

Esta cafetera está compuesta por tres partes principales: el contenedor que usualmente es de vidrio o plástico (recomendamos vidrio resistente al calor), el émbolo o la prensa que contiene el filtro metálico, y la tapa.

El método de extracción que estamos aplicando en este caso es el de imersión. Como su nombre lo sugiere, el café molido es sumergido en agua y dejado un tiempo en infusión hasta alcanzar el sabor deseado. Tienes que saber que al preparar una prensa francesa, el café que obtendrás será denso y, debido al filtro metálico, es inevitable que quede cierta cantidad de sedimento.

Presta atención a los pasos y tips que vienen a continuación:

  • Antes de preparar debes tomar en consideración que necesitas una molienda bastante gruesa, esto es muy importante para evitar que el café sea arenoso y minimizará el sedimento.
  • La dosis de café molido dependerá de cuántas tazas prepararás y qué tan cargado quisieras el café. Una recomendación sería usar dos cucharadas soperas por cada 150 gramos de agua; sin embargo, esta variación podría cambiar dependiendo del gusto de tu paladar.
  • Antes de poner el café en el contenedor, agrega un poco de agua caliente para precalentar la cafetera y desecha el agua. El agua debe estar a una temperatura que llegue casi a ebullir. Tan pronto empiece a burbujear, apaga el agua.
  • Una vez precalentado el contenedor, coloca la cantidad de café deseado. Ahora agrega el agua lentamente intentando humedecer todo el café, hasta remojar todo. No agregues toda el agua. Esto se llama preinfusión y el café debe permanecer así durante 40 segundos aproximadamente y remueve levemente. Transcurrido este tiempo, agrega el resto de agua, durante aproximadamente 4-5 minutos, y coloca el émbolo pero aún no lo bajes.
  • Toma en cuenta que el tiempo total de infusión dependerá de qué tan claro u oscuro es el tueste del café. Para un tueste más claro, el tiempo será mayor que para el tueste oscuro.
  • Transcurridos los 4-5 minutos, baja lentamente el émbolo pero no lo presiones mucho al llegar al fondo.
  • El café estará listo para ser bebido pero recuerda que el contenedor de la cafetera no es una jarra, por lo que no deberás mantener la bebida dentro del contenedor, sino que tienes que servir directamente en una taza o en una jarra. La razón es que si dejamos el café preparado dentro del contenedor, este se seguirá extrayendo y se obtendrán sabores no tan deseables como amargo.
  • Último paso y el más importante es disfrutar del café preparado como por un barista.

 

Recuerda que todas las variables (tiempo, molienda, temperatura, etc.) pueden ser modificadas de acuerdo con la exigencia de tu paladar. Si buscas más intensidad, tal vez debas agregar más café; si obtienes un café arenoso, quizás necesites una molienda más gruesa, y así.

Si aún no consigues lo que buscas, puedes escribirnos a contacto@cafesenork.com para más tips.

Los sueños no esperan, las ideas no paran, y todos sabemos que con un café de Señor K las situaciones se disfrutan mejor.

¡Visita nuestra tienda y mira las promos y suscripciones!

Sigamos disfrutando del mundo del café, escoge tu formato capsulas o grano y descubre tu nuevo origen.


1 Respuesta

JORGE
JORGE

junio 06, 2019

Las preparaciones donde se infusiona el café pierden temperatura en el proceso. Dejar reposar de 4 a 5 minutos la infusión significará una baja considerable de grados en la bebida terminada. Esta preparación en Prensa Francesa para invierno tiene esa contra a menos que se usen prensas térmicas que mantengan la temperatura constante.

Dejar un comentario

Suscríbete